Los rodajes más complicados de Hollywood

El mago de Oz

A pesar de que es una película fundamental de la historia del cine estuvo a punto de ser cancelada durante su rodaje. El guión pasó por las manos de más de una docena de escritores, hubo problemas para cerrar el reparto, enfermedades entre el equipo técnico y artístico y el presupuesto se disparó muy por encima de los estipulado por la productora.

El mago de Oz

Apocalipsis Now

Los problemas que complicaron el rodaje han sido recogidos en varios libros y documentales. Martin Sheen sufrió varios problemas de salud, Marlon Brando y Dennis Hopper se enfrentaron varias veces, el director Francis Ford Coppola tuvo que hipotecarse para acabar la película además de lidiar con las dificiles condiciones del rodaje en Filipinas.

apocalipsis now

Con faldas y a lo loco

Marilyn acudió a la llamada  Billy Wilder sin leer el guión. El problema vino después: a la actriz no le gustó su personaje ni que fuera rodada en blanco y negro. A partir de ahí, todos quedaron a expensas de sus caprichos, incluidos los travestidos Tony Curtis y Jack Lemmon. Sus peleas con Wilder fueron continuas: llegaba tarde al rodaje, quería más protagonismo, padecía continuas crisis emocionales y ocultó su embarazo. A pesar de todo, las cámaras amaban a Marilyn y eso hizo que la película fuera todo un éxito, no sólo de taquilla (recaudó tres veces su presupuesto), también de crítica.

Con faldas y a lo loco

El padrino

Una de las mejores películas de todos los tiempos, ‘El padrino’ también se gestó de manera traumática. Los problemas empezaron con la elección del casting que se prolongaría durante meses. Luego hubo problemas con la Liga por los Derechos Civiles de los Italo-Americanos. En plató, nadie se tomaba en serio a Coppola en el plató y Gordon Willis (el director de fotografía) trataba con insolencia a casi todo el reparto. Además, a Robert Evans, productor de Paramount, no le gustaba cómo dirigía Coppola (que estuvo a punto de ser despedido y reemplazado por Elia Kazan), ni algunas escenas, ni la música de Nino Rota, ni el montaje final aunque acabó sucumbiendo. El resto es historia. ‘El Padrino’ recibió ese año 11 nominaciones al Oscar y se alzó con tres: Película, Actor y Guión Adaptado.

El padrino

Lo que el viento se llevó

Los problemas de rodaje de este clásico empezaron mucho antes de empezar a rodar. Dos años de preproducción y un casting por el que se dice pasaron más de mil actrices para interpretar a Scarlett O’Hara. Malas relaciones entre los actores. Hasta cinco directores se encargaron de dirigir escenas en la película. Un total de 140 días de rodaje y más de 4,25 millones de dólares de la época de presupuesto, después llegaron los problemas con la censura. David O. Selznick, su productor, confiaba en que sería un éxito y se convertiría en un clásico. Tenía razón: consiguió 10 Oscar, una taquilla brutal y sigue congregando a los espectadores antes los televisores.

Lo que el viento se llevó

“La cura contra el insomnio”: la película más larga de la historia

la cura contra el insomnio

Es una película rodada en 1986 y dirigida por John Henry Timmis IV. Oficialmente, según el Libro Guinness de los Récords, es -hasta 2015- la película más larga de la historia con una duración de 5.220 minutos, es decir, 87 horas (tres días y 15 horas). Aunque en 2011 se realizó una aún más larga titulada Modern Times Forever (Stora Enso Building, Helsinki) que dura 240 horas.

En ella aparece el poeta L.D. Groban leyendo un poema suyo de 4.080 páginas con pequeños cortes de heavy metal y escenas pornográficas. Sólo se ha proyectado sin cortes una sola vez, el día de su estreno, del 31 de enero al 3 de febrero de 1987 en el Art Institute of Chicago, Illinois. No se sabe si la película ha sido revelada al público desde entonces.

El film fue mostrado enteramente en vídeo. Su propósito original era el de reprogramar el cerebro de las personas que sufrían insomnio, y fue utilizada en cientos de pacientes psiquiátricos durante muchos años, hasta que descubrieron que ĺos efectos del filme se veían reflejados también en el comportamiento dinámico de la mente, llevando a quienes habían visto la película completa a comportarse más como niños.

Fue hasta 1989 que se postuló la teoría de que la película actuaba directamente sobre el centro de memoria del cerebro y reprogramaba el cerebro a una infancia aproximada de 10 – 12 años, lo que permitía reestructurar comportamientos y asociaciones paramétricas.

Poltergeist: ¿puede una película estar maldita?

maldita

Poltergeist

Cuatro de los actores de la trilogía murieron en los seis años que sucedieron al estreno de la película original. La más famosa de ellas es la niña Heather O’Rourke, que llegó a participar en dos secuelas y murió justo después del estreno de Poltergeist III, por una gripe agravada con complicaciones en la mesa de operaciones que la llevaron a un paro cardiaco. Poco después falleció uno de los actores secundarios más recordados de la trilogía, el veterano Julian Beck, de cáncer y con sesenta años. Más tarde, el nativo americano Will Sampson, también por complicaciones tras un transplante de riñón. Casualmente, Sampson había realizado un exorcismo para librar de todo tipo de malos augurios al rodaje de la segunda parte, donde él aparecia. Y finalmente, suponiendo que esto redondeara algo, Dominique Dunne, que interpretaba a la hermana mayor de Heather O’Rourke en la primera película: fue estrangulada por su novio. Saliendo de los muy poco estrictos límites de la maldición, en 2009 fue asesinado Lou Perryman, uno de los actores más veteranos de la primera entrega. Para reforzar la teoría conspiratoria espiritista se dijo que la primera película estaba maldita porque se habían usado restos humanos reales en el rodaje.

Durante un tiempo se habló en Hollywood de… ¡la maldición de Spielberg! Solo un año después del rodaje de Poltergeist, en 1983, la tragedia azotó otra película producida por él: en En los límites de la realidad, el actor Vic Morrow murió -junto a un par de niños actores- decapitado por las aspas de un helicóptero. Un par de detalles inquietantes: Morrow tenía un seguro de vida de cinco millones de dólares desde hacía un año porque había tenido la premonición de que moriría en un accidente de helicóptero; y uno de los artistas conceptuales se confundió al diseñar la escena en preproducción e hizo un boceto de rodaje erróneo en el que se veía el accidente que costó la vida a Morrow con todo detalle.

Actores que modificaron su imagen por exigencias del guión

Más de una vez hemos visto en la gran pantalla actores y actrices con grandes cambios de peso para interpretar un papel. Aquí tienes un ranking con los cambios más brutales que hemos encontrado.

Jared Leto

Leto engordó ni más ni menos que 30 kg. para interpretar el papel del asesino de John Lennon, Mark David Chapman.

jared leto

Curtis “50 Cent” Jackson III

El rapero Curtis “50 Cent” Jackson III perdió un sorprendente 25 kg. para su papel como un jugador de fútbol diagnosticado con cáncer en la película del 2011 Things Fall Apart.

Curtis “50 Cent” Jackson III

Tom Hanks

Para representar de forma creible al náufrago Chuck Noland, Tom Hanks rebajó más de 20 kilos. Anteriormente, Hanks había perdido 13 kg. para su papel ganador de un Oscar como el enfermo de SIDA Andrew Beckett, en la película de 1993 Filadelfia.

tomhanks

Renée Zellweger

La actriz engordó, en dos ocasiones, 13 kg. para interpretar a la popular Bridget Jones.

Renée Zellweger

Tom Hardy

El actor inglés Tom Hardy, obtuvo una enorme cantidad de músculo para varias películas de alto perfil, sobre todo Bronson, Warrior y The Dark Knight Rises.

tom hardy

Edward Norton

El delgado Edward Norton sorprendió a todos cuando se puso 15 kg. de puro músculo, no gordura, para interpretar al reformado racista cabeza rapada Derek Vinyard en la película de 1998 American History X.

EDWARD NORTON

Matthew Fox

En 2012, la estrella de Lost Matthew Fox cayó 20 kg. para transformarse en el asesino en serie Picasso para la película Alex Cross.

matthew fox

Robert De Niro

Robert De Niro se puso 10 kg. de fuerza física pura para su papel de 1980 como el boxeador Jake LaMotta en Raging Bull. Después de la filmación del personaje de De Niro en su mejor momento, la producción se detuvo durante cuatro meses para dar al actor la oportunidad de engordar para retratar LaMotta en la vida posterior.

de niro

¡Feliz San Valentín! Celébralo con las películas más románticas

El Diario de Noa

Ryan Gosling y Amy Adams viven una apasionada historia de amor en la adaptación del bestseller de Nicholas Sparks. Una pareja que vive su amor a través de los años y con un giro sorprendente que es además una bella historia sobre la enfermedad del Alzheimer.

Ghost

Un film ganador de dos Oscar, uno de ellos para Whoppi Goldberg que además encumbró más todavía la carrera de sus dos protagonistas Demi Moore y Patrick Swayze, los cuáles dan vida a una pareja trágicamente separada tras la muerte de él. La canción “Unchained Melody” se convirtió en muy popular gracias a su banda sonora.

Jerry Maguire

Tom Cruise y Renée Zellweger viven una dulce historia de amor, a través de la aventura personal del personaje titular, el cuál deja su trabajo como exitoso agente deportivo para centrarse en su propia carrera con un único cliente, un jugador de fútbol interpretado por Cuba Gooding Jr., y una secretaria y madre soltera a la que da vida Zellweger.

Próxima parada Wonderland

Deliciosa película de amor centrada en la historia de Hope a la que da vida Hope Davis, y que es una enfermera que trabaja en el turno de noche y que recientemente ha roto con su novio. Cada día coincide en la misma línea de tren con Alan (Alan Gelfant) un fontanero que desea convertirse en biólogo marino. Ambos conforman una bonita historia de amor.

Cuando Harry encontró a Sally

“Me gusta que tengas frío cuando fuera hace 21ºC, me gusta que te cueste una hora y media pedir un sandwich, adoro la arruga que se te forma aquí cuando me miras como si estuviera loco, me gusta oler tu perfume en mi ropa después de pasar el día contigo y quiero que seas la última persona con la que hable antes de dormirme por las noches. Y eso no es porque esté solo ni tampoco porque sea Nochevieja. He venido aquí esta noche porque cuando te das cuenta de que quieres pasar el resto de tu vida con alguien, deseas que el resto de tu vida empiece lo antes posible”. Esta declaración de amor es una de las más recordadas en la historia del cine y de una película protagonizada por Billy Crystal y Meg Ryan que además marcó a todas las comedias románticas que se hicieron en los 90.